El hilo no se corta

La apuesta solidaria para Una Gota de Salud organizada por las docentes María Eugenia Longhena y Ana Calvo, directora de la Biblioteca del Instituto  Milenio Villa Allende, sigue en marcha y sigue convocando.


Tras recibir las donaciones de ovillos de lana y telas polares el grupo de madres y abuelas del Instituto Milenio Villa Allende continúan confeccionando mantas para ayudar a la organización Una Gota de Salud. La convocatoria para sumarse al grupo de trabajo como así también para las donaciones seguirá abierta incondicionalmente.

 

Durante la jornada del día miércoles 13 de junio se retomaron las actividades solidarias y más de diez madres y abuelas se hicieron presentes en la Biblioteca del Instituto Milenio Villa Allende a partir de las 14 horas.

Se reciben telas, mantas, ropa de bebé, pañales, zapatillas, entre otras cosas.

“La idea es ayudar, con muy poquito podemos hacer mucho. Me gustó  la cantidad de madres que se fueron sumando y creo que todos se anotan cuando ven la oportunidad de ayudar. No es sólo tejer, también está aquel que puede hacer ovillos de lana, el que corta los cuadrados de tela, el que teje, el que usa la máquina de coser para armar las mantas, hasta el que ceba mates. Quedé encantada con la participación, a todos los motiva la idea de ayudar a alguien que necesita de una mano”, expresó una de las madres presentes y agregó: “Las mamás hacemos todo, trabajamos, llevamos los chicos a la escuela y a la casa, preparamos el hogar, etc. Pero siempre se encuentra el lugar ideal, el hueco. Es el corazón de mujer. No sólo abriga el cuerpo sino también alimenta el alma”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Dejá un comentario