Esteban Dómina y su lectura de Manuel Belgrano

Es historiador, político, especialista en economía y escritor, entre otros trabajos. Esteban Dómina realizó un ciclo de dos charlas sobre la vida de Manuel Belgrano en el IMVA.

El reconocido historiador, escritor y político, Esteban Dómina, realizó una charla sobre la vida y obra de Manuel Belgrano en el Teatro Roberto Risso del Instituto Milenio Villa Allende. Secretos y detalles obtenidos de numerosas investigaciones forman parte de este encuentro donde Dómina sacó las dudas de todos los estudiantes del colegio.

Como ya sabemos, en este día se honra al creador de la bandera nacional Manuel Belgrano, quien el 20 de junio de 1820 en Buenos Aires pasó a la inmortalidad. Su fallecimiento fue rodeado de numerosas observaciones, entre ellas el hecho de haber muerto en la pobreza, algo extraño para un prócer proveniente de las grandes familias. Sin embargo, se destaca que él decide dejarlo todo por la causa patriótica de entonces y al día de hoy la historia lo recuerda y lo honra.

Además, otro dato ya conocido pero para tener en cuenta, la bandera fue creada el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, pero se celebra el 20 de junio en honor a Manuel Belgrano. Estos, fueron algunos de los datos interesantes que brindó Esteban Dómina en su charla con los estudiantes del IMVA y en un mano a mano para El Milenio.

El Milenio: Es bueno que se haya recordado al éxodo Jujeño

Esteban Dómina: Si, Fue una época particular, era un momento muy crítico donde todo podía venirse abajo, el ejército venía en derrota del Alto Perú perseguido por un ejército realista, en eso Belgrano debía acatar las ordenes del Triunvirato para volverse a Córdoba. En ese contexto, todo el pueblo de Jujuy se pliega a este movimiento y se acopla al ejército dejando atrás lo poco o mucho que tenía la gente, porque eran personas de pueblo, que llevaba animales pero luego sólo quedaron tierras arrasadas. El homenaje a Jujuy es eterno.

EM: Como usted dijo, Belgrano dejó parte de su dinero para crear escuelas y recién ahora lo hemos considerado dentro de la historia.

ED: Sí, nos tomamos tiempo como en todas las cosas. A él (Belgrano) la Asamblea del año XIII lo premió por las grandes triunfos en Tucumán y Salta. Y él, en lugar de guardarse el dinero porque era personal, lo destina a fundar cuatro escuelas en Tarija, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán. Algunas, recién ahora fueron finalizadas pero lo importante es el gesto patriótico de Belgrano.

EM: Justamente Belgrano muere sumido en la pobreza

ED: Él murió en la pobreza aún cuando provenía de una familia acaudalada, venía de buena familia pero dejó todo en el camino. Muere pobre sin poder pagar sus deudas, cuando a su vez, los gobiernos le debían sueldos porque no se lo habían pagado a tiempo y estaban en guerra, un lío bárbaro. Creo que eso todavía lo hace más grande, porque Belgrano aún pudiendo tener todo y llevar una vida placentera, dejó todo de lado para consagrarse a la causa de la patria.

EM: Otro dato interesante es que Argentina es el único país que tiene un monumento a la bandera, en Rosario.

ED: Lo que pasa es que he visto que en otras países hay una presencia de la bandera en el espacio público, acá también lo hay como en todos lados. Pero, en algunos países las fiestas patrias se abanderan espontáneamente, actividad que hace el pueblo y no el gobierno. Creo que ahí falta un poquito para que nos hagamos cargo, aunque sea con una banderita vieja, pero la saquemos, eso habla de la identidad nacional.

EM: Considerando que somos un país con mucha variedad de orígenes ¿En qué año se comenzó a forjar la identidad nacional?

ED: A fines del siglo XIX y principios del siglo XX, ahí se empieza con el tema de la educación pública y a forjar una identidad a partir de que la mayoría de la población del país era extranjera y había que lograr que asumieran y se apropiaran de la propia nacionalidad argentina. Ahí, empieza toda una tarea cultural que se profundiza con el transcurrir del tiempo.

EM: Considera que es necesario adaptar la historia para que los chicos la entiendan o que deberían ser los chicos que se involucren directamente

ED: Sí, sería mejor que estén más informados porque es ahí donde ellos pueden rescatar más de lo que uno, humildemente, puede aportar. Más allá de eso, considero que el lenguaje debe ser cercano para despertar interés y cercanía, sino se lo aleja cada vez más.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.